El poder eres tú

IMG_0181-700x525

Publicado en Siete24. Por Óscar Sánchez Márquez

Imagen: Arranca la VII Cumbre Mundial de Comunicación Política Foto: Oscar Sánchez|Siete24

El mundo se mueve más rápido de lo que pensamos y muchos cambios ocurren sin que nos demos cuenta que somos parte del proceso de transformación y, peor aún, sin que entendamos hacia dónde nos lleva esa dinámica y la reconfiguración de los espacios de poder y decisión que conlleva. Una frase resume este hecho: “No hablemos de redes sociales; hablemos de la innovación con la nueva tecnología”.

De este cambio y la nueva relación de los ciudadanos  frente al poder político, los gobiernos, los medios, los actores fácticos y en general con la sociedad misma, se habló con  profundidad durante la VII Cumbre Mundial de Comunicación Política que se llevó a cabo en  Santo Domingo, República Dominicana, que reunió a más de 130 expositores especialistas en las áreas de la comunicación,  marketing,  branding y consultores políticos.

En estos momentos ocurre un cambio sustancial en América Latina y Europa. El ciudadano común está tomando cada día el poder que en realidad tiene y para ello utiliza la tecnología, en especial las herramientas digitales y las redes sociales. Hacer política, promover el voto, posicionar una marca, hacerse escuchar, hacer que los gobiernos y los políticos los vean y tomen en cuenta, ya no depende de terceros, sino de sí mismos y la manera en que utilicen la tecnología.

Antonio Solá, de la firma Ostos-Solá y Asociados, un consultor de origen español y constructor de voto ciudadano, como se denomina, ha planteado en esta Cumbre que las próximas elecciones ya no serán a  nivel terrestre ni aéreo, refiriéndose a la búsqueda del voto casa por casa o en los mítines, o el que se  solicita  a través  de la promoción de la imagen de un candidato en la radio y en la Televisión, sino  por medio de las redes sociales, twitter, Facebook y aplicaciones para dispositivos móviles. O programas cibernéticos con cualidades y objetivos específicos.

De ahí el llamado que surge de esta Cumbre para que gobierno y sociedad  entiendan la importancia de trabajar y entender cada vez más a fondo todo lo que hay detrás del uso y surgimiento de mecanismos y herramientas digitales que  acercan y hacen que dialoguen y tomen decisiones los propios ciudadanos frente  a otros ciudadanos, pasando por alto partidos, siglas y colores.

La aplicación para dispositivos móviles  “appgree”, de uso gratuito, es un caso muy revelador de cómo la tecnología bien enfocada construye ciudadanía, sin necesidad de pasar por partidos ideologías o colores partidistas.

Foto: Fernando Sánchez Márquez/ Siete24

Appgree permite hacer encuestas en tiempo real, ofrece resultados de manera inmediata,  enlaza a ciudadanos y genera puntos de confluencia sobre temas determinados. Un ciudadano común  puede formular a través de esa aplicación un planteamiento y pedir que la gente opine. Al final de la sesión,  puede identificar a cientos o miles de personas que coinciden o rechazan ese punto de vista, enlazarse con ellos a través de sus  perfiles de cuenta y encauzar iniciativas más específicas.

El ejemplo de ello es la movilización digital que se ha generado para definir nuevas y más prácticas rutas para el uso de la bicicleta en Madrid, España.  Ahí no interviene ningún partido, ninguna fuerza política, ninguna ideología, es el diálogo directo ciudadano y Ayuntamiento de Madrid,  España, que produce un cambio en políticas públicas y un cambio que beneficia al ciudadano.

Así como appgree, también está Incoma, Loomio, Agora voting y Kuorum. Todas estas herramientas llevan el mismo fin. Ponerse de  lado de los ciudadanos, sin necesidad de líderes  o partidos. Recientemente se reunieron los representantes de estas cinco plataformas  y llegaron a una conclusión. La democracia participativa tiene  hoy un aliado indiscutible: la tecnología. La participación de la sociedad no admite hoy pretextos, porque es necesario ponerse de acuerdo con el apoyo de la tecnología –software, apps, webs,  redes sociales- sin necesidad de seguir a un dirigente o pertenecer a un partido.

Algunas de esas herramientas, de origen español, surgieron precisamente de la necesidad de la manifestación de los ciudadanos que eran despojados de sus viviendas por altas tasas de interés impuestas que hacían impagables las hipotecas y el movimiento de inconformidad contra el bipartidismo Partido Popular-Partido Socialista Obrero. De esa movilización social surgió Podemos y su movilización nacional, que los hace en diversas regiones ser la primera  o segunda fuerza política en España.

Ponentes y especialistas en diversas ramas coinciden  en que son diversas circunstancias que deben ser analizadas por separado lo que ocasiona que hoy se dé  la conjunción de estos dos elementos. Surgimiento de nueva tecnología y empoderamiento ciudadano.

El primer punto tiene que ver, en definitiva con el agotamiento de lo que se ha llamado el “ejercicio vertical del poder y la política”, es decir, modelos en los que el gobierno decide qué hacer, cómo hacerlo y para quién hacerlo tratándose de políticas públicas, iniciativas  sociales o políticas y desarrollo de  gestión gubernamental, sin tomar en cuenta realmente al ciudadano o al actor o actores a los que se busca llegar o beneficiar.

Ese esquema, dice Antonio Solá, está de salida y de ahí que en las elecciones recientes candidatos ciudadanos desconocidos, con nuevas  e innovadoras formas de comunicar e involucrar  a los ciudadanos hayan ganado elecciones. Se trata de llegar al ciudadano de manera más directa, dejando de lado los  viejos estereotipos de la comunicación, como el spot en radio, la falsa propuesta del spot de TV, los pasacalles o el gallardete, que no sirven ya para nada porque ni comunican ni enlazan, pero sí generan  un alto costo de una campaña.

El mitin es para la prehistoria, porque el ciudadano no se siente identificado con el candidato y el candidato incurre en espejismos porque hoy una persona en un mitin no es un voto seguro.

Es necesario una nueva forma de comunicar de manera directa, sencilla, pero sobre todo, transparente y honesta. Esas son las premisas que planteó Antonio Puig, un publicista  Gallego que creó a inicios del año 2000 la marca Barcelona, hoy en día una de las más importantes a nivel mundial. La tecnología nos impone una nueva forma de comunicar, comunicar con sentido, con inclusión, con honestidad y con creatividad. Un video que rebase los 60 segundos, ya no sirve.  Una imagen que no lleve una historia y un mensaje al sentimiento, es  un recurso sin sentido.

La “política del tú por tú”, así denomina Antonio Puig este nuevo estilo de comunicar, estilo que se impone ante el hartazgo ciudadano por políticos deshonestos y corruptos y al mismo tiempo por el surgimiento de herramientas tecnológicas de fácil uso para el ciudadano común.

Hay que comunizar con formas nuevas, como las coaliciones de proximidad, alianzas ciudadanas que  vayan en contra de las viejas estructuras, en contra de  la política imperial corrupta. Quienes se atreven a hacer cosas nuevas y lograr comunicarlas eficazmente  son los que están haciendo grandes transformaciones. Ahí está el caso de Podemos, en España o la elección de las actuales alcaldesas de Madrid y Barcelona, dos mujeres que no son políticas pero contaron con el rotundo respaldo de los ciudadanos de a pie.

Desde su perspectiva, en el tema de la comunicación, política y tecnología debe estar enlazado por una comunicación cimentada en “una larga e ininterrumpida conversación con los ciudadanos”, es decir, construir una narrativa sencilla, de  sentimiento, que  llegue al ciudadano, comunicarla y generar una causa común que una a todos no entorno a un producto, sino a una causa.

El caso de Jaime Rodríguez,  “El Bronco”, en el caso de Nuevo León;  Enrique Alfaro, en Guadalajara o Pablo Iglesias, de la agrupación Podemos, en España, son ejemplos muy claros de la “horizontalidad” electoral que comenzará a predominar  cada vez más. Ciudadanos que lograron comunizar eficaz y directamente con los votantes, apoyados con las nuevas tecnologías y generando una causa común.

En la Cumbre de Comunicación política se hizo una sentencia que ya está a la vuelta de la esquina.

Las próximas elecciones ya no serán entre partidos, ni entre  candidatos, sino  entre propuestas en las plataformas digitales. Antonio Solá propone una regulación de responsabilidad en las redes sociales, pero  entiende que el camino es largo y polémico.

Mientras tanto,  George Álvarez,  un consultor Dominicano-Americano participante en esta  VII Cumbre de Comunicación Política, ha desarrollado un sistema de geolocalización de votantes, con nombre, apellido y  sentido de voto. Dicho en otras palabras, se trata de un esquema de  búsqueda del voto a través del teléfono inteligente, sin necesidad del mitin costo ni el regalo de despensas o playeras, pero sí con mayor información en las propuestas en la búsqueda del voto, todo al alcance de un click. fastest shipping generic viagra

Comments

comments

Authors

Related posts

Top