Innovación y profesionalización para la Comunicación electoral 2015

d9a81acff1071d71712a446ccf2a022a_XL

Publicado en prnoticias

Por Inés Tazón @InesTazon

Hace cuatro años, tras las elecciones del 20N, publiqué un artículo en un periódico local sobre lo que habrían de haber sido, desde el punto de vista comunicativo, esos comicios. Se titulaba De la comunicación y la valentía. En él recogía que buy zithromax z pack online en España seguimos haciendo campañas electorales como hace más de treinta años. Los mítines en plazas, polideportivos y aulas continúan erigiéndose como los elementos centrales. Se pegan carteles y cuelgan banderas en farolas o los militantes se pasean por las calles con ellas. Se reparten folletos en los buzones. Se escuchan los himnos de los partidos gracias a las atronadoras furgonetas por aldeas, pueblos y ciudades. Y los candidatos a los cargos públicos siguen dando paseos ciudadanos, visitando mercados, estrechando manos, besando mejillas, celebrando comidas populares, sacándose fotos con niños, señoras y ancianos.

Cuatro años después, tocando a su fin la legislatura que entonces comenzaba, con avatares sociales, económicos, institucionales -no sé si superados pero, por lo menos, pasados por encima-, nos encontramos, de nuevo, a las puertas de elegir a nuestros representantes. La novedad son los protagonistas: además de los tradicionales azules y rojos, ahora también desarrollan un papel casi protagonista los morados y los naranjas. Además de esto ¿habrá alguna otra novedad en la campaña? Temo que no.

En 2011 ya teníamos las redes sociales, las páginas web y los blogs. Pero su uso, aunque ha ido en aumento, no ha cambiado la manera de relacionarse con los posibles votantes creando un diálogo sincero y constructivo.

Algunos querrán dar protagonismo a cuestiones como la celebración o no de debates, intentando vender modernidad y riesgo a la audiencia. Déjenme decirles que el debate televisado entre candidatos fue utilizado, por primera vez, hace más de cincuenta años en Estados Unidos. Posiblemente nos enfrentemos a publicidad negativa, que tampoco es novedoso. Hagan memoria, el video del doberman lo vimos muchos en EGB. Y si me permiten aventurar algo de los eslóganes de campaña, les avanzo que como viene siendo habitual tratarán de cambio. Si en 2011 lo pedía el PP, ahora lo hará el PSOE. También encontraremos referencias a creencias, motivos, ilusiones yhechos. Lo dicho, nada nuevo.

Quizá en estas elecciones que se acercan sí haya que ser valiente. Tal vez en estos comicios los partidos habrían de encargar su comunicación a los que verdaderamente saben de ello, formados e informados. A lo mejor la valentía de los partidos ha de pasar por mirar hacia fuera y profesionalizar su comunicación política. Seguro que entonces llega la verdadera innovación y dejamos de hacer las cosas como hace demasiado tiempo.

 

Comments

comments

Authors

Related posts

Top