“No seremos estúpidos de entregar las armas para que nos maten”

Farc

Publicado en El Mundo. Por Francisco Arguello

Imagen: Joaquín Gómez, comandante del Bloque Sur de las FARC, y miembro del equipo negociador. F. ARGÜELLO

Lleva la mitad de sus 67 años de vida en las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Jefe del Bloque Sur, miembro del Secretariado y con un abultado prontuario, Joaquín Gómez es uno de los comandantes como mayor predicamento entre las bases guerrilleras. Desde diciembre forma parte de la delegación de la guerrilla que negocia con el Gobierno una salida política al conflicto. Dice que apuesta por el proceso de paz pero establece algunas exigencias para abandonar la lucha armada que es difícil que se les otorguen, como no pisar la cárcel. Concede esta entrevista con EL MUNDO.es en el centro de La Habana.

¿Cómo avanzan las negociaciones en Cuba?
Con las dificultades propias de un proceso tan complejo como éste, de más de 50 años. Lo que se está discutiendo en la mesa es por lo mismo que llevamos más de medio siglo matándonos.
¿Es optimista?
Sí, pero un optimismo que se ha ido disminuyendo. El optimismo hay que estarlo alimentando, pero hasta ahora no hemos encontrado reciprocidad por parte del Gobierno. Tenemos más de 15 gestos unilaterales de paz, y de parte del Gobierno, ninguno.
¿Alcanzará Santos a firmar la paz antes de irse del Gobierno?
[Se ríe] Esa pregunta sí que es bien compleja. La paz no es el silencio de los fusiles, la paz es que haya cambios. Y, hasta el momento, lo que hemos observado es que el Gobierno de Santos, no por lo dicho, sino por lo que está haciendo, está en contradicción con lo que se está acordando en la agenda. Por ejemplo: el Plan de Desarrollo de Santos no es otra cosa que la entrega de las tierras a las transnacionales y eso contraviene lo que se acordó.
Ustedes piden cosas que a Santos le resultan difíciles de cumplir. buying viagra in italy
El tema es bastante complejo. Lo que pasa es que históricamente la clase política dominante en Colombia estáacostumbrada a una paz barata. Ellos solo hacen énfasis en la entrega de armas, pero ¿y los cambios? ¿y las garantías?…
¿No teme que llegue otro presidente que acabe con lo que hay ?
Eso lo sabemos porque esto no es una política de Estado, sino de un mandatario. Y, por experiencia, sé que llega un nuevo presidente y barre todo lo que hizo el otro. Lo único que puede darle solidez a esto es una Asamblea Nacional Constituyente que refrende todos los acuerdos y que haya una nueva Constitución acorde con los intereses de los distintos sectores sociales.
Pero Santos ya se negó a eso.
Santos puede decir misa. Otra cosa es que el pueblo le exija. El deseo de nosotros es que Santos fuera el firmante de la paz, pero eso no depende de la voluntad de nosotros, depende de hechos concretos que se den y que impliquen cambios. Y si llega Germán Vargas Lleras [vicepresidente] u otros, pues continuará el conflicto y si uno va quedando en el camino habrá otra gente con sentido de la dignidad que se irá sumando y la guerra continuará.
El talón de Aquiles de la negociación son las armas. ¿Las entregarán?
Es que las armas para las FARC no son un fetiche, son simplemente un medio. Si se da la garantía política, si de dan los cambios, ¿para qué sirven las armas?
¿Entonces, sí las entregarían?
Sí, siempre y cuando se superen los escollos que hay, entre ellos, el paramilitarismo. Están aumentando en el país porque esos a los que llaman ‘Bacrim’ [bandas criminales] son los mismos paramilitares de antes, pero con distinta denominación.
¿Entregarán las armas si se acaba el paramilitarismo?
Es que esa es una de las condiciones de la negociación porque uno no puede ser tan estúpido de entregar las armas para que lo maten en la calle después, desarmado.
Pero Santos no va a poder acabar con el paramilitarismo en lo que le resta del mandato…
Eso no es problema nuestro. Es de él y de su clase dominante.
Los colombianos creen que se deben entregar las armas como medida de confianza.
Los colombianos no pueden decir que hay que entregar las armas porque precisamente por el bienestar de los colombianos fue que nos levantamos las armas.
Conclusión: falta mucho por negociar.
Faltan puntos bastante espinosos. Hay mucha retórica por parte del Gobierno, pero de hechos, nada.

Comments

comments

Authors

Related posts

4 Comments

  1. galaxy rose said:

    280337 817153For anybody who is interested in enviromentally friendly things, may possibly surprise for you the crooks to keep in mind that and earn under a holder basically because kind dissolved acquire various liters to essential oil to make. everyday deal livingsocial discount baltimore washington 476615

  2. 메이저사이트 said:

    582429 267702This internet page is often a walk-through its the internet you wanted about this and didnt know who to question. Glimpse here, and you will absolutely discover it. 836436

  3. gopuff promo code said:

    19496 448760Hello! I simply want to make a enormous thumbs up with the fantastic info youve here during this post. We are returning to your blog for additional soon. 25465

Top