Núñez Feijóo, el otro gallego a la espera

núñez feijóo

Publicado en La Vanguardia

En el PP hay dos gallegos a la espera. Uno es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que aguarda por un fracaso de Pedro Sánchez en su intento por llegar a la Moncloa. tech 21 iphone 7 case grey El otro es el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que dilata los plazos para decidir si se presenta a una incierta reelección en Galicia en otoño, si inicia una nueva etapa en la empresa privada o si aprovecha una carambola que le permita cumplir el sueño que parecía truncado, el de saltar a Madrid como líder de popular e incluso depresidente del gobierno, en caso de plan­tear­se la investidura de un candidato de su partido que no sea Rajoy.

“Aunque escucha cantos de sirena de fuera de Galicia, él va a esperar y si hay la oportunidad, no la desaprovechará”, dice una de las personas que acompañaron el ascenso en política de este licenciado en Derecho nacido en 1961 en Ourense que, tras votar a Felipe González en 1982, acabó en el PP como discípulo aventajado de Romay Beccaría.

El nombre de Feijóo es inevitable en las quinielas para un relevo de Rajoy aunque en la sede central de la madrileña calle Génova suene poco ahora, mientras quizá cobre más fuerza entre las bases, sobre el territorio. iphone 7 light case En la subterránea carrera sucesoria, Feijóo perdió comba en los últimos años sobre todo frente a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, como se ven obligados a admitir en el entorno del político gallego.

Feijóo y Sáenz de Santamaria suenan como recambios de Rajoy
Feijóo y Sáenz de Santamaria suenan como recambios de Rajoy (Dani Duch – LVE)

El 31 de marzo del 2013, cuando con la segunda mayoría absoluta en Galicia bajo el brazo al presidente de la Xunta se le veía casi cruzando el Guadarrama como el barón emergente de un PP ya convulsionado por los papeles de Bárcenas, la publicación de unas fotos suyas de 1995 en el barco del narcotraficante Marcial Dorado truncó su progresión y le dejó escarmentado de los costes de su aventura madrileña.

Acababa así la etapa en la que la oposición acusaba a Feijóo de vivir “de plató en plató”, en una permanente campaña de promoción en Madrid, y se iniciaba una fase de repliegue, de la que fue saliendo con cautela, en especial a partir del hundimiento del PP en las autonómicas de mayo del 2015, que dejó al gallego como el único barón con mayoría absoluta, aunque también sufriese un batacazo en las municipales, pues perdió las tres alcaldías urbanas coruñesas y se quedó sin tres de las cuatro diputaciones. En las generales Feijóo peleó por un resultado que le catapultase de nuevo en la capital de España, con la mayoría absoluta de los escaños gallegos del Congreso, pero sólo sacó 10 de los 23, frente al empuje de la Marea de Beiras y Podemos, sus rivales para las autonómicas.

Cuando Carles Puigdemont fue elegido presidente de la Generalitat como el inesperado relevo de Artur Mas, Feijóo afirmó que el hasta entonces alcalde de Girona llegaba con “el peor procedimiento posible”. iphone 8 case ucmda Incidió en que ni era candidato el propio Puigdemont ni ningún otro catalán sabía “que esa persona iba a ser el presidente”. Esta crítica resulta relevante porque si se plantease la sustitución de Rajoy por un veto del PSOE y Ciudadanos como el que le impuso la CUP a Artur Mas, la de Feijóo podría ser la vía Puigdemont del PP, la de un dirigente territorial ajeno al gabinete del presidente saliente y gracias a que para ser presidente del gobierno no hay que ser diputado.

Feijóo no quiere hablar de esa opción. Sin embargo, los últimos movimientos de la investidura y el escándalo del PP de Valencia reactivaron las quinielas de la sucesión de Rajoy, con Feijóo siempre en ellas, si bien detrás de Soraya Sáenz de Santamaría y en competencia con otros dirigentes.

ordering zoloft without a script

Feijóo no descarta dejar la política

Cuando le preguntan si va a intentar dar el salto a Madrid, Feijóo se remite a su dilema de optar o no a una segunda reelección en Galicia, mientras incluso ha dejado caer que hay una tercera vía, la de “dejar la política”, como señaló en una entrevista en Faro de Vigo de enero, aunque en las que dio después no insistió en ello.

Cuando habla de retirarse de la política, Feijóo no parece referirse a una vuelta a su plaza de funcionario en la administración autonómica gallega, sino a pasar a la empresa privada, como hizo su amigo Josep Piqué. turquoise iphone 8 plus case Es el mundo de la actual pareja sentimental del presidente de la Xunta, la directora de Zara Home, Eva Cárdenas, una ejecutiva de éxito. the best case for iphone 7 En los últimos tiempos a Feijóo se le ha visto hacer más vida en A Coruña, donde reside Cárdenas, que en Santiago, donde está la casa oficial del presidente de la Xunta.

Entre tanto no paran de aparecer declaraciones de dirigentes del PP gallego que piden a Feijóo que opte a la reelección en las autonómicas del otoño, pues sin él se ven en la zozobra total. Pero el presidente de la Xunta duda, porque, como dicen quienes mejor le conocen, “no va a presentarse para perder”. orla kiely phone case iphone 7 Quiere tener unas garantías que no existen en el volátil panorama actual, en el que el debilitado PP sólo tendría ahora mismo opciones de salvarse con el apoyo de Ciudadanos, como ocurre en las otras comunidades autónomas en las que gobierna. Pero los de Rivera son muy débiles en una Galicia en la que apenas están implantados.

Para ganar tiempo el PP ha invertido su calendario habitual, pues en marzo se van a celebrar los congresos provinciales, por primera vez antes del cónclave gallego, de abril, cuando Feijóo debe decidirse. Para su relevo en Galicia el nombre que más suena es el de la ministra Ana Pastor. Tiene una imagen de seriedad, pero ni habla gallego ni tiene un perfil de candidata con tirón. iphone 7 phone case lion king La sensación que empieza a predominar en el PP gallego es que lo más probable es que Feijóo se presente a las autonómicas, a no ser que se diese antes una carambola que lo situase en Madrid.

El verano pasado Rajoy ya fue de los primeros en decir en público que el candidato en Galicia tiene que ser Feijóo.

Comments

comments

Authors

Related posts

Top